¿Cómo diseñar un buen plan de entrenamiento?

Hacer deporte de forma habitual es una actividad muy beneficiosa para nuestro cuerpo y nuestra mente. Sin embargo, si llevas mucho tiempo entrenando o si no ves los resultados, puede que estés perdiendo la motivación. ¿Te está pasando?

Quizá una de las razones sea que no cuentas con un plan de entrenamiento específico donde cada día te propongas hacer unos ejercicios diferentes. Seguir un plan organizado te ayudará a tener más estímulos y verás los resultados más rápidamente, ya que estarás trabajando de manera adecuada todos tus músculos.

Si quieres bajar de peso, tonificar tu cuerpo, ganar músculo o simplemente mantenerte en buena forma física, seguir un plan de entrenamiento adaptado a tus capacidades te ayudará a conseguir tus objetivos.

¿Todavía no tienes uno? ¿No sabes cómo diseñarlo para que sea efectivo? En estos casos suele ser recomendable acudir a un profesional deportivo o a un entrenador cualificado que te ayude a realizarlo. No obstante, si no puedes permitírtelo o si prefieres ir por libre, en Deportes Moya te dejamos con una serie de consejos para diseñar tu plan de entrenamiento perfecto.

Pasos para diseñar un plan de entrenamiento perfecto

1. Ten en cuenta tus horarios

Lo primero en lo que debes pensar es en tu disponibilidad para el entrenamiento. Debes crear un plan que sea realista y que puedas cumplir teniendo en cuenta los días que podrás entrenar a la semana. Establecer esto es fundamental para que puedas seguir la rutina semanalmente, sin saltarte ningún día.

Para determinar los días a la semana que deberías entrenar, es aconsejable que tengas en cuenta cuál es el objetivo de tu plan de entrenamiento: ¿ganar musculatura? ¿perder peso? ¿tonificar? Cada objetivo requiere de un plan de entrenamiento específico, más o menos intenso, para conseguir los resultados esperados.

2 Determina tu meta y tus objetivos

Todo plan de entrenamiento tiene una meta detrás. En algunos casos esta meta estará clara, pero en otros puede que sea algo más confusa. ¿Cómo saber cuál es tu meta? Piensa por qué quieres seguir un plan de entrenamiento, y la respuesta te dará lo que buscas.

Pero para poder mantener la motivación, debemos darnos pequeños «premios» a mitad de camino a medida que vamos consiguiendo logros. Por lo tanto, divide tu meta (a largo plazo) en objetivos a medio y corto plazo.

Un plan completo de entrenamiento puede durar 6 meses, por ejemplo, así que establece objetivos más cortos para que puedas celebrarlos cuando los consigas. Eso te ayudará a ver que vas avanzando a buen ritmo y tu motivación seguirá modo on.

3 De menos a más

Un error de principiante es querer hacerlo todo el primer día, y es un grave error porque además de ser imposible, te puedes hacer daño. El plan de entrenamiento es a largo plazo, con ejercicios que se van distribuyendo a lo largo del tiempo, así que empieza con ejercicios sencillos para ir poco a poco aumentando el nivel, la intensidad y la dificultad.

Te recomendamos, también, adaptar o cambiar el plan de entrenamiento cada cierto tiempo. Revísalo cada mes por si tienes que adaptar algo en función de tu progresión.

Analiza tu estado físico al inicio y sé realista en el plan que te marques. Debes incluir ejercicios que seas capaz de hacer, así que es posible que si tu progresión es más rápida o más lenta de lo que tenías previsto, tengas que adaptar el plan. No pasa nada, otra de sus cualidades es que debe ser flexible.

4 Mantén tu motivación en modo on

Las primeras semanas del plan de entrenamiento seguro que te resultan motivadoras y divertidas a partes iguales. ¿Por qué? Porque es el inicio de una nueva forma de vida más saludable, realizas ejercicios nuevos que nunca antes habías hecho, te marcas unos objetivos y los vas cumpliendo semanalmente, etc. Pero puede que, con el paso de las semanas, caigas en una rutina que te haga perder esa emoción de los primeros días.

Para seguir con tu motivación a tope, es recomendable acudir a un gimnasio para que también añadas esa parte social a tu entrenamiento, que acudas con amigos o compañeros para hacerte las clases más llevaderas, etc. O incluso algo tan sencillo como comprarte unas zapatillas nuevas que estés deseando estrenar puede darte ese empujón para salir de casa. Y esto nos lleva directo al siguiente punto.

5 Entrena con las zapatillas y los materiales adecuados

Todo plan de entrenamiento debe contar con unos buenos ejercicios que formarán parte de tu rutina, correcto, pero ¿qué hay de las zapatillas y los materiales que necesitarás?

Tu plan de entrenamiento también debe incluir unas buenas zapatillas específicas para las rutinas que vas a trabajar. Si es running, necesitarás unas con muy buena amortiguación, si es fitness necesitarás unas más flexibles en la puntera y más rígidas en el talón, si te animas con el trail running necesitarás unas con buenos tacos que te aseguren un buen agarre, etc.

Pásate por nuestra tienda de zapatillas y moda deportiva online y encuentra las zapatillas que estás buscando al mejor precio.

6 Monitoriza tu progreso

Si quieres realizar un seguimiento de tus entrenamientos y de tu evolución, no hay nada mejor que un reloj deportivo inteligente que te ofrezca la posibilidad de ver, medir y analizar todos tus movimientos. Actualmente encontrarás muchísimos modelos que ofrecen diferentes mediciones, más o menos completas, para que escojas el más adecuado al nivel de intensidad de tus entrenamientos.

Este es el último paso para la creación de un plan de entrenamiento, ya que es recomendable que puedas llevar un registro de tu evolución. Incluso muchos relojes básicos ya incorporan una función de sueño para que controles si estás descansando o no lo suficiente.

Descubre ya mismo ¿por qué deberías tener un reloj deportivo?

Aunque el plan de entrenamiento lo diseñes tú, desde Deportes Moya te recomendamos que un entrenador deportivo lo revise para poder supervisar que todos los entrenamientos y metas que te has propuesto son factibles y reales.

¡A por todas! Es el momento de empezar 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *