Consejos básicos de natación para principiantes

Hace unos días dimos la bienvenida al otoño. Las bajas temperaturas y la escasez de horas de luz indican que las piscinas y playas volverán a vaciarse un año más. Sin embargo, no existe condición climática que pueda apartar a los amantes de la natación del agua. Por eso, hoy en el blog de Deportes Moya, os daremos algunos consejos básicos para iniciarte en este deporte acuático y salir victorioso.

¿Por qué practicar natación?

Nadar, normalmente, resulta mejor para el cuerpo que los ejercicios que podemos realizar en tierra. El agua evita que nos golpeemos, y por tanto, reduce las posibilidades de que nos lesionemos. Si estás embarazada, tienes artritis, problemas de peso o espalda, este es, sin duda, un deporte que debes probar.

Consejos para principiantes

Si quieres darle una oportunidad a la natación, ten en cuenta los consejos que te dejamos a continuación, te serán de gran ayuda para hacer de esta experiencia, la mejor de todas.

Practica una correcta brazada

El estilo más común es el crol, aunque en natación se utilizan otros tres estilos más (espalda, braza y mariposa).

La técnica es una parte fundamental de cualquier deporte. Conocerla y saber ejecutarla será la clave del éxito. Ten presente que tienes que encontrar el ritmo de brazada con el que te sientas cómodo, así que tómate tu tiempo y pide ayuda a tus profesores para hacer el proceso más fácil.

Combina la ducha con el nado

Si quieres practicar este deporte, debes saber que se recomienda tomar una ducha previo a entrar al agua, y otra al salir. Te preguntarás ¿por qué? La respuesta es sencilla, por higiene. La ducha previa es para eliminar los productos químicos que llevamos en el cuerpo: cremas, productos del pelo, etc. Y la ducha de después es para eliminar el cloro que tiene la piscina y cualquier hongo o bacteria que pueda vivir en el agua.

Sécate bien

La piel necesita estar seca completamente para alejarla de problemas cutáneos tales como eczemas, lesiones inflamatorias, etc. Piensa que tu piel está en contacto con productos para mantener limpia el agua. Cuando salgas de la piscina, dúchate, tal y como te recomendamos en el punto anterior, y tras esto, sécate muy bien.

Equípate con los mejores accesorios

Como en todos los deportes, la natación posee accesorios que te harán más fácil la práctica del mismo, y no, no nos referimos al bikini o bañador, hablamos de accesorios como gorros de baño, que ayudarán a que tu pelo no esté en contacto con el cloro, gafas de natación, para proteger los ojos y ver mejor, y algunos que son optativos como tapones de agua o pinzas para la nariz. ¡Qué no se te olvide en tu mochila de natación una toalla o albornoz ahora que conoces la importancia que tienen!

Si crees que la natación es un deporte hecho para ti, solo te queda ser constante y practicarlo con paciencia. Una vez pilles la técnica, seguro que no solo ayuda a fortalecer tu cuerpo, sino que también a dejar la mente en blanco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *