Consejos para evitar el contagio de hongos en las piscinas

Con la llegada del buen tiempo y el verano llamando a nuestra puerta, queda abierta la temporada de piscinas. Sin duda, una noticia fantástica pero que también tenemos que tomar con precaución, ya que las largas horas en las piscinas nos hacen más proclives a sufrir algún tipo de infección por hongos en los pies.

Si quieres disfrutar de la piscina este verano y evitar los hongos en los pies, también conocidos como ‘pie de atleta‘, presta atención a estos consejos para evitar el contagio de hongos en las piscinas que te damos desde Deportes Moya.

¿Qué causa los hongos en los pies?

Acudir a las piscinas públicas en verano es un hábito muy común para muchas personas para refrescarse, divertirse y nadar en los días más calurosos del año. Sin embargo, las piscinas públicas o las piscinas compartidas pueden ser foco de infección por hongos en los pies.

La infección por hongos, en este caso, hongos en los pies, suele producirse en zonas húmedas, por eso mismo suelen ser habituales en lugares y zonas húmedas como borde de piscinas, suelo de la ducha, vestuarios, etc.

La precaución es la mejor medida para evitar el contagio, así que ¡toma nota!

¿Cómo puedo evitar el contagio de hongos en los pies?

Si aumentamos las medidas de prevención y actuamos con cabeza, podemos evitar que los hongos nos hagan una visita no deseada en los pies este verano. Estas son algunas de las recomendaciones que recogen los expertos:

Llevar puesto en todo momento calzado para piscina y natación como pueden ser las chanclas o las sandalias. Es decir, no caminar descalzo por el borde la piscina ni por el suelo mojado, ya que son las zonas donde somos más propensos a coger los hongos debido a la humedad que acumulan.

Utilizar siempre las chanclas de piscina cada vez que utilicemos la ducha comunitaria, es decir, antes y después de cada baño. Es importante hacer hincapié en la limpieza de los pies ya que no basta con dejar caer el agua del resto del cuerpo.

Si te has dejado las chanclas en casa, es preferible que te duches con calcetines a hacerlo sin nada. Es raro, incómodo y te dará un sensación extraña, pero hay que evitar por todos los medios que tu pie entre en contacto directo con el suelo de la ducha.

Después de cada baño y ducha, una de las grandes recomendaciones es secarse muy bien los pies, especialmente entre los dedos. Es una zona donde se suele acumular mucho la humedad, y eso es lo que debemos evitar ya que son ambientes proclives al desarrollo de hongos.

Cada vez que vayas a caminar por alrededor de la piscina, entres a la ducha o camines por los vestuarios, lleva siempre el calzado para piscinas adecuado. En resumen, llévalas siempre puestas menos cuando estés en el agua.

Para minimizar los riesgos, evita compartir toalla, calzado o bañador con cualquier persona, de la misma forma que debes evitar hacerlo tú también.

El sudor en los pies durante mucho tiempo también crea un lugar proclive para el desarrollo de hongos, ya que también es un ambiente húmedo. Evita llevar calzado cerrado durante mucho tiempo y refréscate de vez en cuando.

¿Cómo puedo saber que tengo hongos?

Si nunca has sufrido hongos en los pies, es importante que aprendas a detectarlos para poder actuar rápida y eficazmente antes de que el problema se agrave.

Estas son algunos de los síntomas más comunes:

  • Picor en la piel.
  • Enrojecimiento de ciertas zonas del pie.
  • La uña cambia de espesor y color, adquiriendo un tono amarillento.
  • La piel se arruga, se producen descamaciones o grietas dolorosas.
  • Tus pies desprenden un mal olor que no es común.

Lo más importante con lo que debes quedarte es que los hongos proliferan en lugares húmedos, así que lleva siempre chanclas de piscina y mantén tus pies secos durante todo el día. Los hongos no sobreviven en la piel seca.

¿Necesitas nuevas chanclas y sandalias de piscina? Pásate por nuestra tienda de natación y piscina online y protege tus pies este verano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *