Consejos para la salida de crol

¿Quieres mejorar tu salida de natación? Conoce los tres pasos imprescindibles para aprender una salida de crol perfecta que te ayude a ganar impulso y mantener una postura correcta. A continuación en Deportes Moya te explicamos las claves para entrar al agua con «buen pie».

Posición inicial de salida

La posición inicial que debes adquirir en el poyete es muy parecida a la de los corredores de atletismo. Una pierna debe estar atrás en línea con la cadera y la otra pierna debe estar enfrente en el borde del poyete, también en línea con la cadera. Las rodillas deben estar ligeramente flexionadas para facilitar la posición y los pies separados, más o menos, a la anchura de las caderas. Los dedos del pie que está delante deben estar agarrando, por decirlo de alguna forma, el poyete. Las dos manos también deben de estar agarrando el poyete. En cuanto a la cadera, debe estar en una posición más alta que tu cabeza o hombros. La mirada debe ser hacia abajo.

Esto es clave para tener una correcta posición de salida que te permitirá tomar el impulso necesario para entrar al agua.

Impulso y vuelo

El momento del impulso y vuelo también adquiere una importancia fundamental. Debes tensar todos tus músculos y prepararlos para «explotar». Para coger buen impulso, puedes echar tu cuerpo hacia atrás -pero siempre manteniendo la postura- para conseguir un efecto catapulta que te ayude a impulsarte para saltar hacia el agua con más energía.

Una de las claves está en estirar todo tu cuerpo lo más rápido posible. Tu pie delantero debe empujar recto, sino saltarás hacia un lado. Es imprescindible que mantengas todos los músculos tensos para asegurarte una buena posición de salto y entrar bien en el agua.

Después del impulso, tus manos pasarán a posición flecha una encima de la otra y luego les sigue el cuerpo totalmente alineado. Tu pie delantero será el responsable de aportar la mayor velocidad, por lo que deberás elegir aquel pie con el que te sientas más seguro para colocar delante en el poyete.

Deberás saltar con fuerza, como si quisieras llegar a la otra punta de la piscina.

Entrada

Una vez has saltado, pon tu cuerpo recto como si fuera una flecha. En ese primer momento del salto, tu cuerpo debe estar en una posición casi horizontal a la superficie del agua. Después, tan solo tendrás que dejar que la gravedad te lleve al ángulo perfecto, que será de unos 30º. Debes entrar con las manos primero y luego el resto del cuerpo. Asegúrate de que mantienes tu barbilla pegada a tu pecho para evitar que las gafas se caigan al entrar al agua.

Una vez que tu cuerpo ha entrado en el agua, trata de buscar la posición horizontal de nuevo. Esto generará una velocidad que puedes utilizar para impulsarte hacia delante y empezar a nadar.

Esperamos que estos consejos te ayuden a mejorar tu salida de crol 🏊🏽🏊🏽

Recuerda que en nuestra tienda de natación y piscina online Deportes Moya encontrarás todo lo que necesitas para practicar tu deporte favorito: desde bañadores, pasando por accesorios hasta las mejores mochilas de natación al mejor precio. ¡Te esperamos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *