El ballet, el deporte ideal para los pequeños

¿Llega septiembre y aún no sabes a qué deporte apuntar a tus hijos en la vuelta al cole? Sí, lo sabemos. La lista de posibilidades de las actividades extraescolares que pueden realizar los pequeños de la casa es infinita y, a veces, cuesta decantarse.

Encontrar un ejercicio que cumpla con todas las condiciones que busca un padre para sus pequeños es difícil. Existen muchísimos deportes que sumarán a su crecimiento pero, sin duda, una de las mejores opciones para que se diviertan a la vez que se desarrollan es el ballet.

Pues sí, también es uno de los deportes más completos para los niños. Al realizar esta actividad, sumarán múltiples beneficios tanto psíquicos, éticos y físicos. Hoy en el blog de Deportes Moya, te traemos los 8 beneficios principales que tiene este deporte en la salud de tus hijos.

Los beneficios de la danza clásica en los niños

Este deporte, que tiene sus inicios como entretenimiento para bodas y realeza en los siglos XV y XVI en Italia y Francia cuando se conocía el ballet como danza clásica, llegó a España en el siglo XVII y desde ese momento, es una de las actividades deportivas y artísticas favoritas.

El ballet es uno de los deportes más practicados por los pequeños y pequeñas de la casa. Al mezclar música, ejercicio y compañeros de clase consigue que nuestros hijos acaben encantados con acudir a las clases después del colegio. Y nosotros como padres, sabremos que hemos acertado por los múltiples beneficios que mejorarán su salud.

Aumenta la elasticidad

El ballet es el ejercicio perfecto para mejorar la elasticidad y flexibilidad de los niños. Además de potenciar la expresión corporal de estos, consigue a través de las posturas principales de esta danza mejorar la flexibilidad de sus extremidades, así como trabajar los distintos músculos.

Corrige posturas y ayuda en la formación de la columna

La postura corporal de los más pequeños pasa desapercibida para muchos padres, pero es de gran importancia para ahorrarles problemas de espalda en el futuro a nuestros hijos. Este deporte contribuye a una buena formación de la columna para que se desarrolle sin desviaciones y mejora la postura tanto de la espalda como de piernas, pelvis y rodillas. ¡En el futuro lo agradecerán!

Mejora la salud emocional

No solo es importante cuidar la salud física de los niños, también hay que priorizar la mental. Con esta práctica deportiva mejorarán su autoestima y seguridad conociéndose así mismos y su forma de expresarse al mundo.

Además, el cerebro cuando baila segrega la hormona de la adrenalina por lo que les verás mucho más felices y relajados al llegar a casa.

Aumenta la concentración

Para poder realizar la danza clásica de manera correcta es necesario que estén calmados y entrenen su concentración para no distraerse con facilidad y desarrollen los ejercicios correctamente. Aspecto que les servirá para el colegio y su posterior etapa adulta.

Crecerán de manera disciplinada

El ballet contribuye a que nuestros hijos desarrollen su disciplina y esto les servirá en el futuro cuando sean mayores. Es una actividad que potencia rasgos como el perfeccionismo y la superación que les ayudará a la hora de tomar decisiones y afrontar situaciones de estrés y esfuerzo.

Aprenderán a trabajar en equipo

El trabajo en equipo será una de las bases de su nueva actividad extraescolar. Comunicándose y bailando en grupo serán capaces de mejorar su habilidades sociales y establecerán relaciones positivas con las que reforzarán sus aptitudes y aprenderán nuevos valores.

Mejora la condición física

Mientras bailan, sus cuerpos mejorarán su sistema respiratorio y su circulación. Ejercitar el cuerpo por completo también les ayudará a eliminar grasas.

Activa la sensibilidad y creatividad

El ballet es un arte. La expresión artística que requiere esta práctica les pondrá más fácil ser comunicativos y mostrar su sensibilidad sin temor. A través de la música y la danza aprenderán a que ser sensible es una cualidad positiva. Asimismo, se verá potenciada su creatividad a medida que tengan que improvisar y crear nuevas coreografías.

Asimismo, a pesar del cliché que existe de que el ballet es un deporte para niñas, esto no es así. De hecho, te recomendamos que animes a tus hijos a que se apunten a este deporte porque lo disfrutarán de la misma manera. Está demostrado que aquellos niños que realizan ballet, en su etapa adulta son mucho más empáticos con la sociedad y con muchos menos estereotipos.

En Deportes Moya, disponemos de la ropa, el calzado y los accesorios necesarios para que tus hijos comiencen su nueva actividad del curso de la mejor forma posible. ¡Entra a nuestra web y descubre nuestros artículos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *