¿Perder peso caminando es posible?

Caminar es una actividad saludable que, unida a una dieta equilibrada, mejora nuestra condición física. Sin embargo, ¿es posible perder peso caminando o tan sólo conseguiremos mejorar el tono muscular pero nada más?

Lo cierto es que depende de muchas variantes como, por ejemplo, el tiempo y la velocidad, pero en general, sí, se puede bajar de peso caminando si se cumplen una serie de condiciones. Eso sí, te llevará más tiempo que con otros deportes donde se queman más calorías en menos tiempo.

Descubre más sobre ¿Cuáles son los deportes que queman más calorías?

Desde Deportes Moya te animamos a marcarte un plan de entrenamiento con el objetivo de ir incrementando progresivamente el tiempo que le dedicas al día a caminar. Y, cómo no, también la velocidad. Para que el plan sea completo y tenga sentido, si quieres bajar de peso, además de caminar, es importante que sigas una dieta sana, variada y equilibrada.

¿Es el caso o necesitas adaptar tu alimentación? Descubre cuáles son esas condiciones fundamentales que se deben cumplir para bajar de peso caminando.

Beneficios de caminar

Como sabes, caminar es una actividad física de bajo impacto, por lo que es altamente recomendable para personas con sobrepeso, personas a las que les cuesta correr o que suelen sufrir lesiones a menudo y personas que están empezando con la actividad física.

En cualquiera de esos casos, se debe escoger un deporte adecuado que ayude a mantener el buen tono físico, por ejemplo, caminar. Además, esta actividad también te ayudará a regular los niveles de colesterol.

Sin embargo, si se quiere bajar de peso y tan sólo se puede optar por las caminatas como ejercicio físico, debes tener en cuenta también otra serie de aspectos. Porque sí, puedes perder peso caminando a buen ritmo todos los días, pero para ello necesitarás también adaptar tu dieta.

Pero antes de empezar, deberías saber que para que tu cuerpo empiece a quemar grasa, los paseos deben ser de más de 30 minutos. Pásate por nuestra tienda de running online en Madrid y encuentra unas zapatillas adecuadas y ropa cómoda.

Además de los beneficios a nivel físico, también son importantes todos los beneficios que nos aporta a nivel mental. Caminar al aire libre supone liberar la mente y aliviar el estrés. Puedes acompañar tu paseo con un podcast, un audiolibro o tu programa de radio favorito. Apuesta siempre por los espacios verdes como parques, bosques, montañas o incluso playas: te ayudarán a desconectar.

Condiciones para bajar de peso caminando

Puedes llamarlo condiciones, requisitos o pautas, pero es importante que se cumplan para ayudarte a bajar de peso. De nada sirve andar 15.000 pasos al día si luego durante la cena ingieres una gran cantidad de calorías ya que no habrá servido de nada el esfuerzo.

  • Sigue una dieta hipocalórica o baja en calorías ya que, junto con el ejercicio, será clave para ayudarte a bajar de peso.
  • Camina a un ritmo medio-alto para conseguir quemar grasa.
  • Hazlo durante, al menos, media hora sin pausas ya que es a partir de ese momento cuando nuestro cuerpo empieza a quemar grasa. Los primeros minutos el cuerpo quema, sobre todo, carbohidratos, y a partir de los 30 minutos se centra en la quema de grasa.
  • Motívate y aumenta cada día el tiempo y la intensidad. Empieza poco a poco y ves aumentando tu resistencia..

10.000 pasos al día equivalen a unas 2.000 o 3.500 calorías (entre 0,25 kg y 0,5 kg de peso corporal) aproximadamente, ya que depende del peso y altura de la persona, y también del ritmo al que se realicen. Para completar unos 10.000 pasos necesitarás cerca de hora y media andando.

Esto puede resultar demasiado para empezar, así que ves poco a poco y aumenta el tiempo y el ritmo progresivamente.

Descubre el power walking

Si debido a tus condiciones físicas es imposible realizar otro tipo de actividades de mayor impacto donde la quema de calorías fuera mayor, apuesta por el power walking. ¡Te ayudará a perder peso más rápidamente!

¿Y en qué consiste? Pues básicamente el Power walking es una disciplina atlética y una de las variantes que tiene la caminata rápida. Esta actividad busca caminar a un ritmo rápido y constante durante un periodo de tiempo. De esa forma se consigue mejorar el tono muscular y quemar más calorías, ya que la intensidad es mayor que caminando a ritmo normal.

¿Te animas a caminar 10.000 pasos al día a un ritmo medio-alto? Poco a poco conseguirás aumentar el tiempo y el ritmo, mejorando tu tono físico y aumentando la quema de calorías.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *